Destaca tu marca personal con storytelling

Cada vez se habla más de la importancia del storytelling para seguir creciendo en nuestra carrera profesional. No solo debemos utilizar estas narrativas cuando tengamos una entrevista de trabajo, sino que también son muy útiles para nuestro blog o página personal, haciendo que los headhunters puedan encontrarse con nuestro perfil.

Conocer las claves del storytelling y, utilizarlo en nuestro CV y cartas de presentación, nos abrirá las puertas de un mayor número de entrevistas. Aprovechar las oportunidades de escribir en publicaciones del sector o participar en conferencias, también nos ayudará a ir construyendo esa historia sobre nuestros casos de éxito, que se podrá transformar en un mayor número de oportunidades.

Está demostrado que los seres humanos funcionamos mejor con la literatura. No somos solo un conjunto de habilidades o conceptos. Decir que eres un jugador de equipo o un solucionador de problemas no cuenta absolutamente nada sobre ti. Con el storytelling, sin embargo, podremos reseñar nuestras mejores habilidades dentro de una narrativa útil y eficiente.

Hay que transformar los datos e hitos de nuestra carrera en una narración vivida de los desafíos y triunfos a los que nos hemos enfrentado. Transforma tu vida en el libro que te gustaría haber leído. Crea una conexión fuerte y emocional con tu audiencia, ya sea un reclutador o un lector que se acerque a tu blog.

El historial profesional debe presentarse como una cadena de éxitos, habilidades y experiencias que ejemplifiquen el valor que aporta a la empresa. La mejor forma es definir una marca personal y una serie de hitos como economizar costes, generar beneficios o adaptarse a un mercado determinado.

 

marca personal y storytelling

Las minihistorias para los detalles

Desecha párrafos densos sobre deberes y responsabilidades. Todo el mundo va a decir lo mismo. Trata de ejemplificarlo estableciendo la diferencia que supuso en tus roles previos.

A la hora de explicar tu puesto en una compañía, no solo importa el cargo y las habilidades. Realiza una pequeña descripción de por qué fuiste contratado y cuáles fueron tus mayores hitos. Por ejemplo: “La demanda había caído en un 10%. Gracias a mi trabajo buscando nuevos mercados, conseguimos subir la misma en un 20%”.

Una gran experiencia es importante, pero presentar bien su historia es una habilidad aún más importante. A continuación, te damos tres consejos para lograr el mayor impacto posible a la hora de realizar el storytelling de tus casos de éxito.

1. Ser honesto

Este punto es fundamental. Por encima de todo, tu storytelling debe ser verdadero. Para crear una gran historia es necesario trabajar con lo que tenemos, no fabricar o exagerar una experiencia inexistente.

No hace falta recordar que los responsables de recursos humanos harán las llamadas pertinentes para asegurarse de nuestras referencias y antecedentes. En el mundo de Google, tratar de invisibilizar, ocultar o transformar nuestro pasado no funciona.

Hablar con franqueza y confianza sobre nuestra experiencia es uno de los elementos más valorados por un reclutador. Aun así, recordamos que la historia tiene que ser poderosa. Hay que conectar las experiencias de la manera correcta, resaltar los aspectos positivos y presentar los reveses y contratiempos como oportunidades de aprendizaje.

2. No enfatizar los aspectos negativos

A los reclutadores y responsables de RR.HH. no les gustan los candidatos que hablan mal de sus experiencias anteriores. Hay que tratar de evitar la crítica a superiores o elementos negativos de sus otros puestos de trabajo. No podemos olvidar que aún no contamos con la confianza de nuestra audiencia y victimizarnos puede ser completamente contraproducente. Un headhunter que llegue a nuestra historia no quiere leer sobre los problemas que has tenido, sino sobre cómo los has solventado para ayudarte a crecer profesionalmente. Si no has sido capaz de enfrentarte a ellos, probablemente no les parezcas la mejor opción para la empresa.

Aun así, al estar hablando de una historia, el nudo es necesario. Pero los problemas que contemos no deberíamos contarlos como responsabilidad de nuestra empresa anterior o nuestros superiores. Es mejor expresarlo como datos objetivos si, por ejemplo, hablamos de una mala posición en el mercado. Aunque sepamos que esa mala posición es debido a una serie de decisiones que tomaron otras personas. O, incluso, aunque esas malas decisiones sean las causantes de que actualmente estemos buscando trabajo.

Si el incidente es reciente, puede aparecer en la narración, pero no debe ser protagonista. En lugar de insistir en las dificultades que ha tenido que soportar, concentrate en tus nuevas habilidades a partir de la misma. También en cómo ha ayudado esa experiencia en hacerle mejor candidato para nuevas oportunidades.

3. Aspirar al puesto como un rol definitivo

En caso de que estemos utilizando el storytelling en una entrevista de trabajo, debemos mostrar que pretendemos que el mismo sea el capítulo final. Esto es válido siempre y cuando no estemos buscando un puesto de interim manager o dirección de transición.

La ambición siempre es positiva pero a los reclutadores también les interesa saber qué podrán contar contigo el tiempo necesario y que no les vas a dejar “tirados” por otra oportunidad mejor. Hay que mostrar nuestra intención de invertir nuestro tiempo en la empresa. Hacer mucho hincapié en una trayectoria de futuro después de ese puesto de trabajo puede ser totalmente contraproducente.

La oportunidad potencial no debe presentarse como un peldaño en una escala profesional, debe ser un destino. Hay que enfantizar como su crecimiento profesional beneficiará a la compañía. El reclutador quiere sacar de nuestra historia un final feliz que, recordemos, no es solo nuestro, sino también de la empresa para la que estamos postulando.

De todas formas, es importante volver al primer consejo. Hay que ser honesto con lo que queremos y ver si la empresa nos puede ayudar a conseguir nuestros objetivos. Cuando vemos que nos ajustamos perfectamente con el puesto, es muchísimo más fácil establecer una narrativa que funcione. Y, sobre todo, que el storytelling nos sirva de verdad para alcanzar la oportunidad de nuestra vida.

Fuentes: The Guardian | Smashfly | Livecareer.com

About Author:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *