Interim management en la dirección financiera

Por qué reclutar un CFO en Interim Management

Cada vez es más complicado reclutar directores y expertos en el área financiera. Contratar un interim manager puede ser una buena solución mientras seguimos buscando al candidato definitivo. Aunque, a corto plazo, pueda resultar una opción más costosa, los resultados son muy efectivos, ya que es un perfil altamente cualificado y difícil de encontrar.

A pesar de que el mercado laboral todavía se está recuperando, encontrar un perfil financiero óptimo puede convertirse en un desafío. Según un estudio publicado en Francia por Michael Page, el 70% de empresas encuestadas afirma tener dificultades para contratar talento en la gestión del área financiera. Para salir de este punto muerto, muchas empresas, desde pymes a grandes corporaciones, se ven obligadas a cambiar sus hábitos de contratación. Es en este contexto en el que surge una solución alternativa: la dirección de transición o interim managment.


Cualidades de un Interim Manager CFO

La mayoría de los CFO (Chief Financial Officer o Director Financiero), que trabajan ahora como Interim Manager son ex directivos financieros, que aportan los conocimientos técnicos y experiencia acumulados durante toda su carrera profesional.

Para estos puestos, se aprecian los conocimientos técnicos, pero igualmente se valoran los atributos personales: alguien capaz de ser lanzado en paracaídas en una situación crítica y ser tan hábil como para analizar, planificar e implementar cambios.

Su capacidad para tratar con personas de todos los rangos, habilidades y disciplinas, es clave. El mejor financiero, más cualificado técnicamente, no tendrá éxito como interim manager, si no cuenta con estas habilidades de comunicación.

Los CFO interim manangers deben tener también la cabeza fría y ser pausados y reflexivos, de cara a clientes y empresas. Personas que no sean excesivamente emocionales y que sean capaces de analizar, planificar e implementar.

El Interim Manager CFO se caracteriza por la rapidez de la toma de decisiones y la capacidad de encontrar e implementar soluciones en un tiempo récord, por lo que debe ser una persona organizada, enérgica y vital.

Haber desarrollado una carrera en diferentes empresas; contar con amplia experiencia internacional y multicultural o hablar varios idiomas son los mejores atributos del CFO de transición.

Es importante que sean analistas y planificadores, pero también prácticos y ejecutores. La primera parte de su contrato puede requerir que evalúen o analicen una situación o problema, pero luego se les pedirá que propongan y ejecuten un plan de acción. En este primer aspecto del trabajo puede existir cierta similitud con el papel de los consultores de negocio.

Inicialmente, muchos de nuestros interinos entrarán a actuar como consultores para definir un estado de la situación. Adriana Piris, interim manager en el área financiera, narra su experiencia como directora financiera y de controlling de una empresa automovilística. Dicha compañía, partía de una situación crítica y compleja:

“Desde mi expertise yo debía aportar a la empresa herramientas para superar una situación de crisis grave que vivía”.

Entre el 65% y el 70% de la producción se vendía a un único cliente: una multinacional, lo que provocaba una dependencia enorme. Y con cada crisis del sector, esta empresa se veía afectada. Además, otro problema era el gran endeudamiento, originado en una crisis anterior, y una plantilla con importante know-how, pero con una antigüedad media de 15 años. Todo esto sumado a un modelo de gestión anticuado y poco participativo, le daba a la organización mucha rigidez.

 

Los objetivos principales eran:

  • Sanear el agujero financiero que se estaba comiendo los beneficios
  • Superar la caída de ventas del 50% y dar continuidad a la empresa para encarar los proyectos existentes
  • Abandonar la estrategia de cliente único o mayoritario
  • Implantar un modelo de gestión moderno y participativo, que aportara la flexibilidad necesaria para reaccionar a los problemas del sector de la automoción.

 

Todos los objetivos se alcanzaron a través de las siguientes acciones principales:

  • Concurso de acreedores: permitió sanear la situación financiera y dar continuidad a la empresa
  • EREs: permitieron adaptar la plantilla a la reducción de la demanda
  • Reducción de resto de gastos
  • Implantación de budgeting, que permitió insuflar de energía a todos los departamentos y establecer una estrategia nueva al área comercial para conseguir nuevos negocios.

 

Otro ejemplo de éxito es el caso de Antoni Escribano, quien ofrece más de veinticinco años de experiencia en finanzas, consultoría, y gestión de empresas en una amplia gama de firmas: multinacionales, pymes y startups: “Soy un profesional con dilatada experiencia en las áreas económica y financiera de la empresa. He ejercido como Controller y como Director Financiero en empresas de consumo, industriales y de retail. Actualmente, propongo servicios como consultor financiero a empresas, pymes y emprendedores, sin descartar volver a ejercer como director financiero”.

Además de haber realizado el Senior Executive Program ESADE, este directivo ha trabajado y gestionado proyectos de transformación con diferentes tipos de equipos, en numerosas industrias y geografías, demostrando fuertes habilidades estratégicas y de liderazgo: “Acostumbrado a trabajar en empresas globales, pero también starups, puedo involucrarme rápidamente en las realidades de las empresas, preparando planes de negocio, estudios de viabilidad, análisis económico-financieros, para diseñar reingeniería de procesos y proponer revisión estructura de costes. Esa agilidad me ha permitido trabajar con éxito en diferentes sectores y mercados técnicamente muy exigentes”, afirma Escribano.

 

Principales labores financieras de un Interim manager CFO

  • Reemplazo de una vacante o contratación en periodo de prueba
  • Estructurar un departamento (principalmente control de gestión) o un departamento financiero
  • Implementar un ERP o solución de informática de gestión
  • Mejora del Cash Flow
  • Optimización de problemas de balance
  • Reducción de costes o supply chain 
  • Gestión de operaciones corporativas, especialmente en negocios familiares.

About Author:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *