Claves del career coaching

Cada vez, más directivos y ejecutivos deciden recurrir al Career Coaching en etapas claves de su trayectoria profesional. Aunque a veces se traduce en castellano como orientación profesional, el Career Coaching es algo bastante diferente a este último. Un experto en esta disciplina trabaja con top managers y les ayuda a marcar sus objetivos profesionales, aportándoles las herramientas que necesitan para definir sus metas y alcanzar sus objetivos.

La orientación profesional, por el contrario, suele estar dirigida a estudiantes o personas en situación de desempleo. De hecho, en España aún tenemos una visión del trabajo muy diferente a la de los países anglosajones o del norte de Europa. Debido a la alta tasa de paro, que ha caracterizado a nuestro país en las últimas décadas, hay un gran porcentaje de personas, incluyendo directivos, que entiende su trabajo como un sueldo en lugar de como una herramienta para desarrollarse y llegar al lugar donde quieren.

Por esta razón, el career coaching ha buscado diferenciarse de la orientación profesional, convirtiéndose en una disciplina dirigida a directivos y empresarios, que quieren tomar las riendas de su futuro profesional.

Afortunadamente, la figura del coach de carrera ha llegado a nuestro país a través de las multinacionales y son muchos los empresarios que se han dado cuenta del valor que supone para retener el talento mantener la motivación en el capital humano de la compañía.

career coaching

Tener los objetivos claros

Una de las claves más importantes para el career coaching es definir los objetivos a los que queremos aspirar. Cuanto más claro tengamos dónde queremos llegar y en qué periodo de tiempo, más fácil será establecer las opciones disponibles para ello. El coaching tiene, generalmente, un enfoque centrado en la solución. Se buscan los pasos concretos, que hay que seguir para alcanzar cada objetivo.

Por otra parte, un buen coach de carrera también se centra en el proceso. Hay que identificar cualquier tipo de problema u obstáculo, que nos dificulte alcanzar esos objetivos. Pueden ser problemas emocionales, psicológicos, de comportamiento o, muchas veces, falta de formación. Trabajar sobre ellos nos ayudará a acercarnos a cada una de nuestras metas.

Por supuesto, hay que tener objetivos realistas, teniendo en cuenta nuestra experiencia y nuestra formación. Siempre estamos a tiempo de reinventarnos, pero cada reinvención requiere de un tiempo y esfuerzo que alargará dicho proceso. Para Mayte Moraga, Senior Executive Coach, especializada en PNL e inteligencia emocional, una clave importante para el coachee es que, aquello que quiera conseguir cambiar o llegar a materializar, tenga sentido para él. “Cualquier deseo, objetivo o sueño que queremos alcanzar, si no lo hemos pasado por el filtro de sentido de vida, nos llevará a ninguna parte”, señala la experta.

Ser capaces de analizar nuestra situación con objetividad

Otra de las claves fundamentales en el Career Coaching es tener la capacidad de analizar nuestra situación en el mercado de trabajo. Se trata de un ejercicio, que hay que realizar con honestidad, curiosidad y, sobre todo, mucha empatía. En este sentido Marián Blanco, coach, headhunter y consultora en RRHH y metodologías Agiles, sugiere que se aprenda a gestionar la carrera profesional desde su inicio y no solo cuando existen problemas o desempleo.

Esta experta recomienda además trabajar fuera de las sesiones de coaching para obtener buenos resultados: “el coach te ayuda a crear vías por las que discurre el tren de tu carrera profesional, pero es el coachee quien las crea. El coach te ayuda a esclarecer quién eres, tus cualidades y a manejar tus miedos”. Y prosigue:” tuve una cliente que trabajaba en una empresa en plena fusión.  A través del proceso de coaching, se hizo consciente de todo lo que podía aportar a la empresa y fue capaz de ponerlo en valor. De ser resistente al cambio, pasó a colaborar activamente en el proceso”. Marián resalta como función principal de un buen coach la ayuda que presta para remover obstáculos y proporcionar herramientas, que ayuden a identificar qué encaja en nuestra vida y qué cambios que tenemos que hacer para conseguirlo.

Ser realista sobre nuestras propias capacidades nos ayudará a saber hasta dónde podemos llegar. En muchas ocasiones, nosotros mismos somos nuestros peores enemigos y creemos que somos menos válidos de lo que realmente somos.

Habitualmente, el problema radica en no saber qué se puede hacer con las habilidades de las que disponemos o que hemos empezado nuestra carrera profesional en un sector en el que no nos sentimos cómodos, pero nos parece demasiado tarde para cambiar. El trabajo del coach de carrera es ayudarte a identificar esas otras posibilidades y oportunidades que nuestro bloqueo nos impide estar viendo.

Para ello, dispone de diferentes herramientas, test y evaluaciones como pruebas de personalidad, análisis y ejercicios de realización laboral. Al final, se estará más cerca de averiguar cuál es el puesto ideal de cada persona, aquel en el que va a ser más feliz y aportará más a su empresa y a la sociedad.

Antonio Ruiz lleva más de quince años realizando procesos de career coaching, a los que se suma sus más de veinte en puestos de responsabilidad de RRHH. “La clave del career coaching es trabajar de forma global todo el proceso, es decir, trabajar en un buen diagnóstico de la persona, tanto en un ámbito profesional, como de competencias. Y definir un objetivo. A partir de ahí, se pueden trabajar las herramientas necesarias, como un currículo atractivo, un plan de márketing de búsqueda adecuado, incluyendo: red de contactos y Linkedin, consultoras, candidaturas espontáneas y una técnica elemental en las entrevistas de selección”. Y añade: “En el trabajo diario de un career coach se utilizan herramientas, como la metodología Grow, en la que se trabaja el objetivo, la situación actual, las distintas opciones y el plan de acción; también se puede trabajar un DAFO, que analice Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Todos estos procesos se quedan en papel mojado sin algo tan esencial y factor de éxito imprescindible para llevar a cabo una transición laboral: la Actitud con que la persona se enfrente con un proceso de coaching. En esa palabra se concentran muchos conceptos clave indispensables, como la Acción”.

Evitar los errores comunes

Hay varios errores comunes sobre los que el coach puede actuar. Muchas veces se piensa que simplemente con un buen CV conseguiremos el trabajo de nuestros sueños. También se suele suponer que con una única sesión de coaching conseguiremos los resultados que necesitamos. Aunque para Beti Sapiña, que trabajó durante 10 años como directora de RRHH de Pepe Jeans, un buen currículo abre las puertas a un mayor número de entrevistas.

Beti se formó como coach en 2004 y, desde 2011 está especializada en career coaching:  ”me encanta ayudar a las personas en sus procesos de transición profesional hasta encontrar el trabajo que desean. El liderazgo les ayuda a conectar con lo mejor de sí mismos y conseguimos muy buenos resultados. Es importante, que las personas que cambian de puesto de trabajo, sea cual sea el motivo, se sientan acompañadas. Les ayudo a mejorar su comunicación, a presentarse, a preparar las entrevistas de trabajo y a elaborar CV modernos y atractivos. Las valoraciones de mis clientes son muy buenas”.

Sin embargo, de la misma manera, que una terapia psicológica no puede realizarse en una hora, tampoco se puede transformar por completo nuestra vida laboral con una sola sesión.

Hay que tener en cuenta que hay que transformar un montón de procesos internos y que los procesos de selección de personal, ya sean para optar a otros puestos dentro de la empresa o para dar un giro de 360º a nuestra carrera, requieren de sus propios tiempos y  burocracia.

A la hora de transformar nuestra trayectoria como profesional o empresario, dos de los problemas más habituales son la aprehensión y las dudas. Muchas veces no somos capaces de salir de nuestra zona de confort. Se quiere un cambio, pero no se es capaz de percibir la manera en la que puede realizarse, lo que conlleva esta situación de bloqueo, agobio y ansiedad. Incluso, en algunas ocasiones, el miedo a salir de la zona de confort puede llevar al autosabotaje.

Para el coach de carrera, es importante que se identifique adecuadamente el problema y se trate con un profesional en caso de ser necesario (hay que señalar que un experto en Career Coaching no es un psicólogo). Conseguir que el cliente descubra que hay esperanza en la evolución de su situación es el primer paso para lograr los cambios requeridos.

La regla de oro de la satisfacción

Para los coach de carrera hay una regla de oro para saber si estamos en el lugar adecuado. Se trata de ver si realmente disfrutamos en nuestro lugar de trabajo y no lo sentimos como una “obligación”. Levantarse cada día con ganas de ir a trabajar es fundamental, así como sentir que nuestros valores personales están completamente alineados con lo que hacemos.

En este sentido, algunos coach de carrera como Donna Sweidan, fundadora de careerfolk.com, destacan la importancia de la cultura empresarial. Para Donna, empresas como LinkedIn o Google, que fomentan un ambiente de trabajo positivo, relajado, no jerárquico y agradable, ayudan a mejorar la sensación de satisfacción de la persona. La clave también está en tener un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, aunque esto puede no funcionar si el puesto en el que estamos no es el adecuado.

About Author:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *