Noticias

Consejos para lanzarse como headhunter independiente

Por 14 diciembre, 2017 Sin comentarios

Ser más independiente y tener un horario flexible es el sueño de todos. Si somos reclutadores o consultor de Recursos humanos, sin embargo, muchas veces nos parece un reto de alto riesgo. Aun así, hay cada vez más profesionales de recursos humanos y reclutadores que lanzan su propio negocio.

Después de haber reunido las experiencias de algunos, damos las claves para que este cambio se convierta en éxito.

¿Es necesario tener una oficina?

 

Cuando les hemos preguntado a los más veteranos, siempre responden igual. En circunstancias normales, las visitas y entrevistas a clientes y candidatos son en el exterior. Muchas veces, en casos de estar trabajando con empresas de otros países o zonas, incluso por Skype.

Esto hace que tener que pagar de forma continua por una oficina propia sea innecesario. En el caso de necesitar una, siempre se puede alquilar por horas en centros de negocios. Que los lugares de las reuniones sean flexibles, es también una ventaja para llegar mejor a los candidatos y establecer un punto de encuentro que les venga bien.

Desde Undercover Recruiter, dan los siguientes puntos clave para poder trabajar desde casa como reclutador de talento:

Ten un espacio de trabajo separado:

Es importante poder cerrar la puerta y tener tu tiempo de trabajo. En este sentido, las reglas estrictas son fundamentales. Por ejemplo, no trabajar los fines de semana o cerrar la puerta en nuestro tiempo de ocio. La habitación debe ser solo “trabajo”.

Este espacio de trabajo debe ser agradable. Debemos sentirnos cómodos, como si estuviéramos en una oficina. Por ello, no deberíamos compartir el espacio con la tabla de planchar o con los juguetes. Si podemos dejar algún espacio, por ejemplo, una pizarra para que nuestros hijos nos dibujen un mensaje de aliento en la misma, por ejemplo, de la misma forma que si nos lleváramos su foto o su dibujo a la oficina.

Establece horas de trabajo estrictas:

Es fundamental tener un horario como si estuviéramos en la oficina. Si no, es posible que estemos trabajando desde la 7 de la mañana a las 11 de la noche. Puede que algún día, como si estuviéramos en la oficina, tengamos que hacer alguna hora extra, pero no hay que convertirlo en lo común. Si no, te quemarás muy rápido.

No dejes que el trabajo se filtre a tu hogar:

Separa los tiempos, separa los espacios y también separa los momentos. Si estás llevando a tus hijos al trabajo o estás de vacaciones, evita hacer cosas de trabajo cuando no corresponda. De lo contrario, el trabajo pasará a controlar toda nuestra vida.

Sal de casa habitualmente:

Uno de los problemas de trabajar desde casa, especialmente si no tenemos hijos, es que podemos aislarnos. Por ello, establecer reuniones fuera de casa o visitar la oficina de la empresa que nos contrate es una buena idea. También dedicar tiempo de ocio en el exterior. Haz lo que más te guste: sal a comer, da un paseo por la naturaleza, ejercítate en el gimnasio…

Invierte en tecnología y formación:

Una forma de aumentar la productividad es invertir en aquellos elementos tecnológicos que faciliten nuestro trabajo, optimizando el tiempo dedicado al mismo. Adquirir un nuevo ordenador o un nuevo software puede ayudarnos a reducir el tiempo que dedicamos a tareas concretas. Inscribirnos en portales de empleo o e cuentas premium de Linkedin facilitaría nuestra labor, accediendo a nuevos candidatos y clientes. La inversión en tecnología  suele ir ligada  a la inversión en formación para poder adquirir nuevas capacidades, que a medio plazo se traducirán en una mayor eficiencia.

consejos recruiter

La opinión de un experto

 

Thomas Brandrick, de Domus Recruitment da alguna de las claves por la que su empresa de reclutamiento trabaja ahora con reclutadores independientes. Su empresa está especializada en el sector salud y sigue un sistema mixto con empleados en oficinas y otros remotos.

Para Brandick, la clave está en la autodisciplina. Perfiles con más de 10 años de experiencia, que saben organizar las prioridades sin necesitar presión de sus superiores. Son personas emprendedoras que saben que lo importante es el rendimiento para maximizar las ganancias. Estos beneficios de una mejor productividad se tienen que reflejar tanto del lado del cliente como del consultor independiente. Al final se trata de encontrar un equilibrio, una situación “win win” eliminando una costosa estructura de management y costos de oficinas superfluos que al final repercute en el precio para el cliente y ganancias para el independiente. Obviamente se supone que trabajando de esta manera se obtiene los mismos o mejores criterios de rapidez y calidad del servicio.

Eso sí, también hay que tener en cuenta que trabajar como freelance no es una opción válida para todo el mundo. La idea nos puede resultar muy atractiva, pero para tener éxito debemos estar preparados.

¿Quién no debería lanzarse como reclutador freelance?

 

Si cumples alguno de los siguientes puntos, es que aún no ha llegado tu momento para dar el salto al trabajo de forma remota.

  • Si necesitas estímulo y emulacióny la compañía de otros para intercambiar ideas.
  • Si tienes que ser monitoreado o aún estás aprendiendo la profesión de headhunter.
  • Si necesitas pautas frecuentes y direcciones para orientar tu trajo y tus prioridades.
  • Si nos estás acostumbrado a trabajar por objetivos-En conclusiónSi es posible ser un reclutador independiente de éxito trabajando desde casay hay muchos ejemplos de casos de éxitoque lo hacen tanto de forma freelance como contratados por una consultoría de selección. Sin embargo, para lograrlo debemos ser capaces de mantener la autodisciplina, dedicarle el tiempo necesario y hacer que empresas y candidatos estén satisfechos tanto en calidad, capacidad de reacción y precio.Así, con solo una conexión a Internet, Skype, un escáner y un smartphone, podremos trabajar con empresas de todo el mundo como headhunters. El talento está ahí fuera y gracias a la red tenemos las herramientas para encontrarlo estemos donde estemos. Esta opción es ideal si queremos compaginar nuestro trabajo con la dedicación a la familia o mejorar nuestra calidad de vida. Aun así, no podemos olvidar que estamos ante una actividad un sector muy competitivo que requiere constancia, tiempo y esfuerzo. Solo así lograremos la hazaña de ser un reclutador de éxito.Fuentes: Undercover Recruiter / Domus Recruitment / Dorothy Rawlinson

Escribir un comentario