Noticias

¿Por qué escribir un libro?

Por 8 noviembre, 2018 Sin comentarios

Y tú, ¿por qué quieres escribir un libro?

Es la primera pregunta que hay que hacerse antes de empezar. Comprender tus motivaciones como autor, antes de emprender este viaje, te hará ahorrar mucho tiempo. Puede ser para contagiar una pasión, compartir lo que te motiva o, a veces, una experiencia difícil. Algunos lo hacen para trasmitir sus memorias o simplemente por el placer de escribir. En el campo profesional los expertos lo hacen para divulgar sus conocimiento y habilidades.

Publicar un libro es un objetivo para muchos directivos o empresarios y la razón no es ningún secreto.

Un libro exitoso y bien escrito puede aumentar la visibilidad y obtener una cobertura positiva en los medios para su empresa, producto o servicio. Les permite ganar notoriedad y credibilidad.

Publicar un libro puede ayudar de forma tangible a un negocio. El mismo se convierte en una herramienta tanto para la promoción, como para las ventas. En este sentido, un libro publicado es como una tarjeta de presentación definitiva.

Pero los directivos o hombres de negocios con aspiraciones literarias deberían considerar que la escritura de libros no es para todos.

escribir un libro

¿Cuáles son tus razones para escribir un libro?

“Si es ganar dinero, fama, aparecer en televisión o impresionar a tu madre, mejor renunciar” apunta Bernard Werber.

Las posibilidades de que te hagas rico publicando un libro son extremadamente escasas. Solo un puñado de libros, publicados de forma independiente o tradicional, generan cantidades significativas de dinero en un año. Un número bastante bajo teniendo en cuenta que se publican miles de libros cada año.

España es, de hecho, el noveno mercado de libros más grande del mundo (y en crecimiento). Solo en 2017, se publicaron en nuestro país 87.292 libros, un 7,3% más que en 2016. Igualmente, es el cuarto país europeo con mayor número de novedades. El 97,6% de los mismos son primeras ediciones. Esto quiere decir, que un porcentaje muy pequeño de los libros publicados, consiguen llegar a la segunda edición.

Escribir un libro puede ser una buena opción si quieres llevar tu negocio o tu vida en una nueva dirección, acceder a algunos podcasts para compartir un mensaje o atraer a un grupo de clientes cualificados.

La mayoría de los autores suelen escribir por razones que no son lucrativas. Algunos lo hacen para promover una causa social. Este es, a menudo, el caso con los ejecutivos jubilados, que aprovechan la oportunidad de centrar su tiempo en un tema que tiene una profunda resonancia filantrópica.

Otros escriben para proporcionar valor al lector. Los empresarios más importantes han escrito libros, que funcionan como verdaderos libros de texto, sobre su forma de liderar. Estos libros están llenos de lecciones que los líderes empresariales pueden implementar en su trabajo de inmediato, como la importancia de priorizar la calidad, inculcar el descubrimiento en los clientes y cultivar la lealtad.

Michel Henric-Coll es autor de La organización fractal, el futuro del management. Michel reconoce que la razón fundamental, que le llevó a escribir un libro, fue la voluntad de compartir ideas: “Escribí mi libro porque era el mejor soporte para compartir ideas en las que creía, pudiendo explayarme y documentar mejor que en cualquier conferencia o artículos en un blog”.

En última instancia, cada directivo debe analizar por qué desea escribir un libro antes de comenzar. Esta es una clave del éxito, ya que permite identificar el objetivo y evaluar si es realista y alcanzable.

Selección de temática y metodologías

Muchos profesionales se lanzan a escribir un libro y al poco tiempo abandonan. Se les hace demasiado grande y se dan cuenta de que les falta contenido. Es muy habitual. El error está en no dedicar tiempo a clarificar tu idea de libro. Antes de empezar a escribir, debes pararte a pensar en lo que quieres hacer y profundizar lo necesario hasta que tiene consistencia de libro el tema elegido.

Lo primero es elegir la temática. Para ello, se debe hacer una reflexión personal sobre algo que profesionalmente dominas y quieres contar al mundo. Algunos directivos tienen un método de trabajo original, unas experiencias profesionales, una carrera profesional interesante, gestionan sus recursos de una forma que les hace diferentes, se rodean de talento consiguiendo tener equipos de alto rendimiento en sus organizaciones, planifican su trabajo y sus agendas de un modo muy personal, tienen iniciativas que les han llevado al éxito, gestionan la comunicación en sus empresas de una manera muy eficiente, hacen planes de desarrollo de la creatividad e innovación en los que aprovechan todo el talento que hay en la empresa, desarrollan emprendedores de una manera diferente, buscan la mejora continua…. Y un largo etcétera de vivencias y decisiones que se pueden contar en un libro.

El consultor Joaquín Monzó es asesor creativo del programa “Desafía tu mente”, además de  autor del libro El gimnasio de la creatividad. El método de las 5 rutinas.

Joaquín considera que es necesario responder a estas preguntas antes de escribir una obra: ¿En qué eres único? ¿Qué te ha llevado a estar dónde estás? ¿qué te apetece contar?

Una vez contestadas, debes empezar por hacer un gran mapa mental en el que el eje principal es el tema seleccionado. Paulatinamente, debe ramificarse ese mapa. Al principio, es necesario seleccionar los bloques de contenidos, que tengan una relación lógica y que profundicen lo suficiente.

Seguidamente, habría que pensar en cada bloque y tener en cuenta, que el inicio de cada uno debe ser atractivo. En su desarrollo, se deben añadir ejemplos de las propias vivencias, frases célebres y un cierre. Conforme desarrollas este mapa mental, debes ir redefiniendo los bloques. Paulatinamente, ese mapa mental va creciendo con muchas ramificaciones, que pasarán a ser apartados interesantes dentro de cada bloque.

“Hasta que no tengas el mapa mental lo suficientemente ramificado, no te pongas a escribir. Lo primero es tener claro ese gran mapa mental de tu libro, que veas que te gusta, que tiene un sentido lógico. Comenta ese mapa mental con personas cercanas, para que te den un pequeño feedback y alguna sugerencia. Ten en cuenta estas sugerencias y añádelas si lo consideras oportuno”, señala Monzó.

Ahora ya estás preparado para empezar a escribir, ve boque por bloque según estés inspirado ese día. Da igual el orden. Es más importante tu momento de inspiración. Comprométete a dedicar un poco de tiempo a la semana, relee lo escrito y sin darte cuenta, esos bloques empezarán a tener forma de libro.

Por su parte, José Ángel García, autor de El pequeño saltamontes; emprender es un salto al vacío no cree en metodologías científicas para escribir libros. ”Los lectores huyen de cualquier libro aburrido o repetitivo. Buscan lo transgresor, lo disruptivo. En eso consiste la diferenciación de un escritor: su capacidad de crear historias y contarlas con fluidez, pero fundamentalmente con pasión. Mi experiencia me dice que soy más productivo escribiendo cuando creo un entorno para escribir, rodeado de imágenes que me motiven y de una música adecuada al tema. Soy de los que tiene una “banda sonora” para cada obra que escribo. Eso le confiere a cada libro un concepto único y llena las líneas de energía positiva”.

Recomendaciones antes de escribir un libro

Algunos profesionales lamentablemente subestiman la dificultad que implica escribir un libro. Existen diferentes desafíos a tener en cuenta, tanto en la organización de la estructura, como en el desarrollo diario de su contenido.

Por ello, no debemos perder de vista tres recomendaciones previas, que nos ayudarán a conocer si estamos preparados para escribir un libro.

Ser realista: muchos directores ejecutivos se creen mejores escritores de lo que realmente son. La verdad es que la mayoría de los líderes empresariales tienen excelentes dotes para comunicación oral. Pero un buen discurso o una presentación no es lo mismo que escribir un libro. Es importante tener los pies sobre la Tierra.

Ser constante: escribir es una habilidad difícil de conseguir. Para poder perfeccionarla, es necesario practicarla diariamente. Para escribir un libro, hay que escribir todos los días, varias horas al día, durante muchos meses.

Ser organizado: sea cual sea la temática de tu libro, la efectividad de tu escritura depende de la organización. Muchos nuevos autores simplemente se sumergen en el trabajo, pero esto es un error. Hay que bosquejar, hacer guiones gráficos y trazar la trayectoria lógica de la escritura antes de comenzar a escribir; y esto es difícil. El primer paso es identificar tus ideas clave.

Michel Henric-Coll considera que es necesario determinar los objetivos y la estructura general de la obra, pero “si la planificación detallada es una ayuda fundamental para los autores con dominante del cerebro izquierdo, es una coacción de la creatividad para los que tienen el hemisferio derecho dominante. Para ellos, es apagar la imaginación y pensar a contrapelo. Hay que tener claro lo que es general, y no dejar que los detalles nos tapen el camino”.

Planificación, escritura y ventas

Si hemos tomado una decisión positiva y deseamos escribir un libro, es importante tener en cuenta la logística de publicación. Debes decidir si vas a publicar a través de una editorial tradicional o vas a decantarte por la autoedición.

Si planeas buscar un editor tradicional, necesitarás tomarte el tiempo para buscar un agente y escribir una propuesta literaria. También deberás estar preparado para enviar cartas de consulta y asistir a reuniones, cuando cuentes con los primeros capítulos completos. Si decides autopublicar, puedes continuar y escribir tu libro, pero tendrás más trabajo que hacer al acabar. Asegúrate de estar lo suficientemente familiarizado con los pros y los contras de la publicación tradicional frente a la autoedición y de que estás preparado para ser flexible.

La opinión de Henric-Coll sobre las editoriales en tajante: “No hay misión de transmisión del conocimiento o de la cultura. Solo un balance de contabilidad previsional de riesgos y beneficios. Las editoriales quieren trabajar con libros prevendidos. O bien el libro trata de un tema en boga, o bien el nombre del autor garantiza la demanda. En cualquier otro caso, hay que recurrir en la autoedición”.

Si ya has realizado una autorreflexión crítica continuas con la idea de escribir un libro, he aquí otros consejos clave durante su desarrollo:

No quieras gustar a todo el mundo: todos los libros recibirán algunas críticas. Comienza este proceso sabiendo que tu escritura no gustará a todo el mundo.

Decide a quién te vas a dirigir: decir que tus lectores potenciales son “todos” es la receta básica para conseguir malos resultados. Hay que visualizar qué tipo de personas se beneficiarán del contenido de nuestro libro.

Pablo Adán, especialista en liderazgo y marca personal, autor de El Reto, considera que una de las claves es generar una propuesta de valor adecuada. Quién va a ser el destinatario, qué le puede aportar este libro, y en qué se diferencia de otros similares.

La saturación de oferta y, el campo acotado por determinadas editoriales y autores, hacen muy difícil su permeabilidad. “Recientemente un editor me decía «es triste, hoy los libros los vende el autor en sus redes sociales». No termino de creerlo y de aceptarlo. Si un libro es bueno se comentará, se hará viral, se venderá. No es que el mundo editorial haya cambiado, es que se encuentra en cambio permanente”, afirma Pablo.

Rodéate de buenos profesionales: para escribir, editar, publicar o promocionar necesitaremos la ayuda de otros profesionales. No hay que avergonzarse si no podemos hacernos cargo de todo el proceso o necesitamos a otras personas a nuestro lado.

Una figura fundamentales un buen corrector ortotipográfico y de estilo, ya que una buena edición es la mejor manera de pulir nuestro libro y conseguir que merezca la pena de leer.

Algunos ejemplos para conseguir la inspiración

A continuación, te traemos algunos ejemplos de libros sobre negocios en los que puedes inspirarte.

“Business Adventures” de John Brooks

Se trata del libro favorito de Warren Buffet sobre negocios. Bill Gates dijo en su blog personal que era el mejor libro al respecto que había leído nunca.

The Outsiders: Eight Unconventional CEOs and Their Radically Rational Blueprint for Success ” por William N. Thorndike

En este libro encontrarás ocho ejemplos de CEOs que han conseguido la clave del éxito. Es decir, que sus compañías hayan generado rendimiento a los accionistas a largo plazo. Diferentes sectores y estilos para un mismo resultado.

“Lean In: Women, Work, and the Will to Lead” por Sheryl Sandberg

Un libro destinado a mujeres emprendedoras. Sandberg da las claves del liderazgo femenino y demuestra que ellas también pueden llegar a dónde pretendan.

“El arte de la guerra” por Sun Tzu

El mayor clásico en estrategia militar y negocios. Este libro escrito en el siglo IV a. C. está lleno de reflexiones que mantienen su vigencia después de dos milenios. Todos los grandes CEOs del momento lo tienen entre sus lecturas favoritas.

Fuentes:Forbes| La Vanguardia| Bussiness Insider