ArtículosNoticias

Principales novedades en la formación en idiomas

Por 24 agosto, 2021No Comments

La globalización hace cada vez más necesario el conocimiento de diferentes lenguas para establecer relaciones de todo tipo y especialmente en el ámbito empresarial. Las compañías tienden a expandirse más allá de sus propias fronteras y es por ello que la formación de idiomas se torna fundamental.

Disponer de personas que sepan desenvolverse correctamente en varias lenguas facilita las transacciones comerciales y la posibilidad de cerrar acuerdos internacionales. Ahora bien, ¿qué es lo que se está haciendo en la actualidad para potenciar esa capacidad para interrelacionarse?

Veamos cuáles son ya las principales novedades de la formación de idiomas.

Formación online de idiomas: ventajas y desventajas

El aprendizaje online o virtual ha experimentado un auge en los últimos años y la pandemia ocasionada por el Covid-19 lo ha potenciado. El e-learning ha sido un descubrimiento para muchas personas y es una tendencia que sigue creciendo por las ventajas que ofrece a determinados alumnos. Entre ellas, permite compatibilizar mejor trabajo y formación, al evitarse el desplazamiento, lo que supone un ahorro de tiempo.

Se trata de una forma de aprender, que está adquiriendo relevancia y que coexistirá con la clásica formación presencial, dado que el contacto interpersonal sigue siendo un elemento atractivo para muchos alumnos.

En cualquier caso, las plataformas de aprendizaje online están evolucionando y adaptándose a los nuevos entornos. Este sistema aporta a su vez mayor autonomía y flexibilidad al alumno, y la posibilidad de establecer un programa personalizado. Esto es un elemento a tener en cuenta en la formación de idiomas, pues de esta manera es posible crear una pauta de aprendizaje que se adecúe al nivel de cada estudiante.

Edgar Rambla, director de la escuela de idiomas Aenfis Catellón, considera que “durante la pandemia se ha demostrado que la formación en idiomas online es totalmente efectiva y que puede ser incluso más productiva. Además de las ventajas que ofrecen los programas formativos e-learning para que el alumnado trabaje a su ritmo, podemos realizar clases en directo por streaming. En ellas se trabajan las destrezas de un idioma tal y como se harían en un aula presencial. La calidad de la enseñanza y el aprendizaje es idéntica a la que se obtiene en una formación presencial con las ventajas que proporciona la tecnología.

Gracias a la conexión por internet, podemos acceder a la clase desde casa, el trabajo o cualquier parte del mundo. Esto es muy productivo para formaciones con empleados que viajan mucho. Además, las clases en streamingpueden ser grabadas y verse en diferido.

Otra ventaja es que la tecnología streaming puede aplicarse a una clase presencial con aula espejo, en la que haya unos alumnos que asistan de forma presencial, otros que participen en directo por videoconferencia y algún otro que pueda ver la clase en diferido”.

A pesar de estos elementos positivos, el e-learning tiene algunos aspectos en contra. Uno de ellos es el posible abandono de la formación con el tiempo. El hecho de no tener que acudir físicamente a un lugar y no tener presente la imagen de un profesor propicia que sea un formato que en ocasiones cueste más. En el caso de la formación de lenguas, hay que tener en cuenta que la evolución resulta más lenta, por lo que los formadores en este campo se encuentran con esta cortapisa que puede desincentivar al alumno.

Mercedes Guerrero, directora de la academia Paraninfo de Madrid, cree que “a pesar de que en la formación online las barreras de distancia y tiempo desaparecen, y es una forma de llegar a más alumnos y ser más flexibles, lo cierto es que el vínculo que se crea entre alumno y profesor es mayor en las clases presenciales, lo cual redunda en el aprendizaje. La socialización del alumno también es muy importante en el aula.

Las academias de idiomas nos hemos visto obligadas a emular las condiciones de una clase presencial en un entorno virtual, pero esto está muy lejos de ser e-learning y de ser un modelo de formación que aproveche todas las ventajas que tiene Internet. Lo que hemos hecho es adaptar la presencialidad a la virtualidad.

Está claro que en la actualidad ambas modalidades de enseñanza deben convivir, no competir. Debemos ir mejorando la metodología de enseñanza online y formando a los profesores para ofrecer unas clases comunicativas, participativas y dinámicas”.

Para Talita Schneider, especializada en la enseñanza de portugués con su propia academia de idiomas, es imprescindible la forma de preparar las clases por parte del profesor.

“Las clases online permiten una variedad de materiales y de tipo de tareas más amplias que la formación presencial. Un ejemplo es la posibilidad de solucionar las dudas de forma inmediata con materiales pertenecientes a la biblioteca personal del profesor.”

Talita destaca la posición de los profesores, que deben familiarizarse con las herramientas online y propone una clase virtual humanizada, donde se actúa como en una clase presencial: “Puede haber momentos distendidos en los que realizar una pausa para tomar un café o para mantener una conversación que le apetezca al estudiante. Estas actitudes del profesor nos acercan a la realidad de los alumnos, motivando e incentivándoles a participar”.

formación en idiomasClases de idiomas por objetivos

Algunas empresas dedicadas a la formación online ya han desarrollado programas orientados a objetivos específicos. Entre los elementos más importantes, a la hora de aprender una lengua, se halla el hecho de poderla aplicarla de forma eficiente. Así, si es en el entorno laboral, lo ideal es que el estudiante sea capaz de usarlo. Por eso, una de las tendencias radica en crear programas orientados, por ejemplo, a realizar presentaciones de producto o servicios en otros idiomas, a mantener conversaciones que ayuden a cerrar acuerdos, etc. Si los resultados son tangibles y tienen una aplicación real en el trabajo, la motivación del alumno se puede ver incrementada.

Esto es lo que también se conoce como micro aprendizaje. Es decir, tratar de cubrir una carencia lingüística a través de una serie de lecciones destinadas a la misma. Son cursos reducidos en los que se pretende dotar al alumno de más herramientas para ser más competente a la hora de manejarse en otro idioma dentro del sector de su empresa. Aquí entra también el aprender vocabulario específico, hablar en público o negociar en lenguas distintas.

En palabras de Julio Gysels, Ceo de English Systems, “sabemos más inglés de lo que nos imaginamos, pero nonos han enseñado a usarlo correctamente. Se ha demostrado que la enseñanza basada en el aprendizaje genérico de vocabulario y gramática no funciona. Por eso la formación de idiomas en un entorno profesional debe de ser enfocado a mejorar las habilidades comunicativas en diferentes situaciones laborales y empresariales. De esta manera los programas formativos se adaptan completamente a las necesidades del cliente y los alumnos consiguen lograr los objetivos deseados en un periodo más corto. Y esto finalmente beneficia la autoconfianza de la persona, que es el ingrediente principal para empezar a usar un idioma fluidamente”.

Para Katherine High, directora y fundadora de  ClassA, lo más importante es tener claro lo objetivos para decidir cómo será la formación. “La clave es tener objetivos prácticos orientados a la empresa combinando diferentes formas de aprendizaje, según las necesidades de los empleados y la organización”.

En los veinte años que lleva formando en idiomas, la mayor parte de sus clientes “contratan su empresa para negociar mejor con empresas fuera de España. Gracias a un sistema de objetivos prácticos conseguimos que los clientes repitan y obtengan mejores resultados. Un ejemplo de  objetivo práctico es usar el nuevo idioma para conseguir aumentar las ventas: “Quiero aprender inglés para vender más, así la empresa crece y mejoro mis comisiones”. Eso motiva mucho. Los empleados y las empresas ganan. Creo que eso es lo más beneficioso de la formación”.

Aprendizaje de idiomas a medida en las organizaciones

Uno de los caminos a los que se están dirigiendo las compañías es centrarse en el verdadero nivel de sus empleados. Llegar a este punto ayuda a diseñar planes de estudios que se adecúen más a su realidad. Y esto redunda positivamente en la empresa, así como en sus trabajadores, que se verán más motivados, ya que de esta manera su evolución será más acorde con su verdadera realidad lingüística.

“Hace muchos años que existe la formación online, pero en una sociedad tan cambiante y, con el aumento del teletrabajo, hemos notado un incremento progresivo: no solamente en la demanda de cursos a distancia, sino en la exigencia de una mayor calidad”, afirma Myriam Guélat, directora ejecutiva en Linguae.

Para Myriam es notoria la diferencia entre “un curso de contenido secuencial (asíncrono) y un plan de formación completo, que incluye un experto con el que interactuar en directo y poner en práctica los conocimientos. En especial tratándose de cursos específicos, por ejemplo, para empresas con vocabulario de logística, médico, técnico, legal, etc.

Como consecuencia del confinamiento, hemos visto cambios significativos en las opciones de bonificación para las empresas. Fundae es el órgano estatal que nos permite gestionar las bonificaciones de cursos en empresa, y pese a las dificultades que conlleva una actualización de todo su funcionamiento, ahora nos permite ofrecer cursos síncronos, a distancia y bonificables”.

Por su parte, Emilio Bordona, presidente de Interway, se refiere a las administraciones, tanto estatales como autonómicas.  “Están apostando por el aprendizaje online para la formación de sus docentes en inglés, ya que tanto los campamentos específicos (los llamados English Towns con profesores nativos) como las estancias en países anglosajones, que eran las vías que tradicionalmente estas administraciones utilizaban, están muy restringidas.

Emilio destaca también la formación online interactiva. “El alumno se conecta con su profesor o profesora, que está en ese momento en Inglaterra y, desde la calle, a través de la cámara del móvil del profesor, da una clase a sus alumnos (que están en sus casas) de cómo pedir un té en un local, ya que en ese momento está entrando en una cafetería de Brighton, o simplemente muestra en directo el tiempo que hace. Esa salida a la calle da pie a una clase muy interesante con lenguaje específico del clima y de sus distintas acepciones, etc. Esa interactividad es más efectiva, por el interés que suscita entre los alumnos, que solo un profesor hablando desde su casa.”

Nuevas tecnologías: IA, Big data, uso de móviles y videojuegos

En el campo formativo la Inteligencia Artificial (IA) o el Big Data están empezando a abrirse camino. A día de hoy, son útiles para el seguimiento del alumno, las tareas administrativas, las correcciones de trabajos o las evaluaciones.

Con el análisis de datos se está consiguiendo información relevante para una mayor personalización de las formaciones o, incluso, para la creación de grupos de estudios con un mismo nivel del idioma o intereses parecidos.

En cuanto a los móviles, posibilitan al usuario seguir con su formación desde cualquier lugar y momento.

La utilización del juego online o los videojuegos como una forma de aprender cualquier tipo de conocimiento es una tendencia. Para algunos individuos utilizar el juego para aprender un idioma constituye un incentivo y una estimulación.

Las empresas tienen a su disposición diferentes opciones para implantar una formación de idiomas adaptada a cada alumno.

Helder Marques, director de Kids&Us Carabanchel Oporto, explica como “si el entorno cambia, también debería hacerlo la manera de enseñar. Es importante estar a la vanguardia utilizando aquellos elementos con los que los alumnos están familiarizados y que a su vez captan su atención. Para ello, lo más relevante no es solo la tecnología que se utilice, sino contar un contenido diseñado específicamente para cada plataforma que permita implementar un plan de estudios dinámico y acorde a los objetivos académicos.

Em Kids&Us hemos desarrollado diversos videojuegos y plataformas online, que se adaptan a cualquier escenario con las mismas garantías de aprendizaje. El objetivo final es que los niños de Kids&Us consigan las más altas competencias lingüísticas en inglés y ganen confianza al abrir las puertas de su futuro”.

Para Francisco Herrera, director del centro CLIC Cádiz y responsable de la plataforma para profesores de español formacionele.com, «la innovación en la enseñanza de idiomas se está dirigiendo hacia una mayor imbricación entre los planos analógicos y digitales, hasta el punto de que en los próximos años veremos una integración total entre lo presencial y lo virtual, con clases síncronas y líneas de trabajo asíncronas, de manera que el estudiante tendrá la posibilidad de aprender realmente a su ritmo, organizando un itinerario formativo personal y significativo. En este sentido todas las propuestas que ahora empiezan a despuntar, como los conceptos de aprendizaje transmedia, las narrativas digitales o los procesos de gamificación se integrarán en microformatos para alcanzar esas metas personales».

Todo hace pensar que tanto el aprendizaje virtual como el presencial se irán alternando en la formación de idiomas en los próximos años.

 

 

IOR Consulting

IOR Consulting

IOR es una plataforma única de profesionales independientes que forman una exclusiva comunidad de expertos con el fin de hacer más fácil, al profesional independiente y a potenciales clientes, establecer contacto y realizar negocios.

Leave a Reply