ArtículosNoticias

La formación online se dispara durante la pandemia

Por 11 junio, 2020 Sin comentarios

La formación online se ha disparado desde el comienzo de la crisis provocada por la Covid-19.

Empresas y profesionales, que ofrecen formación en diferentes áreas, han aprovechado el confinamiento para ofrecer nuevos cursos online.

formación onlineAlgunos expertos se han lanzado a ofrecer sus primeros webinars a través de redes sociales como Linkedin o Youtube, que sirven como plataformas impulsoras de estas iniciativas espontáneas.

Las copañías han aprovechado esta nueva situación para formar a sus empleados en nuevas herramientas y soft skills diversas, gracias a la formación online bonificada ofrecida por consultoras y escuelas de larga trayectoria.

Desde un dispositivo móvil u ordenador puedes aprender idiomas, desarrollar al músico llevas dentro, relajar las tensiones del confinamiento con sesiones de mindfulness, aprender las bases para desarrollar una campaña publicitaria o u optimizar tu tiempo con nuevas herramientas digitales.

Además, durante estas sesiones o cursos, los asistentes suelen aprovechar para conocer a otros compañeros y hacer networking.

En estos momentos, formarse desde casa se ha convertido en un recurso casi imprescindible para redefinir nuestra rutina diaria y mantenernos activos. Es una buena opción, si deseamos profundizar en un área concreta o posicionarnos profesionalmente en un momento de incertidumbre laboral.

Desde que se declaró la emergencia en España, buscadores como Google y numerosas plataformas de cursos online han registrado un incremento de búsquedas de palabras clave relacionadas con la formación online: cursos online, aprender desde casa, estudiar online, formación a distancia, escuelas online o máster online son algunos de los términos empleados.

La formación online ha crecido de forma exponencial durante los últimos años gracias a la flexibilidad horaria y geográfica que permite. Además, el uso de nuevos formatos de contenido como el vídeo o el podcast, y el incremento del número de conexiones a Internet y, el tiempo de permanencia desde móviles y tablets, hacen ideal este tipo de aprendizaje, convirtiéndole en el más accesible para profesionales que necesitan compaginar su faceta personal y profesional.

Santiago Bermúdez, director de eLearning y Nuevas Tecnologías en Grupo Euroformac, explica cómo durante el confinamiento ha tomado gran protagonismo la impartición de formación a través del aula virtual gracias a herramientas online como Zoom, GotoMeeting, Adobe Connect y Cisco Webex, con una formación de igual calidad y con mejoras como la posibilidad de grabar la sesión para un posterior repaso o para aquellos alumnos que no puedan conectarse en directo.

“Las temáticas más demandas son los idiomas y cursos de transformación digital. También ha tenido un importante énfasis la impartición de webinars para formar de forma sencilla y práctica en ciertas competencias digitales. El formato más extendido entre nuestros cursos online es el vídeo learning y el uso de elementos interactivos que permiten una exportación de contenidos responsive”.

Santiago destaca la flexibilidad de este tipo de formación, pues permite acceder sin restricción de horarios ni desplazamientos y formarte en una materia específica en plataformas Moocs, universidades, escuelas de negocio y empresas especializadas.

Características de la formación online

Hoy en día podemos encontrar todo tipo de formación en línea, desde seminarios hasta másteres oficiales. Pero empecemos perfilando las características básicas del elearning y lo que debemos tener en cuenta a la hora de elegir cursos telemáticos.

Estas formaciones se crean en plataformas digitales donde se vuelca todo el contenido en distintos formatos: vídeos, audios o documentos. Representa una nueva dimensión para la adquisición de conocimientos. Con un ordenador o dispositivo móvil y conexión a Internet se puede acceder a una oferta interminable de temáticas.

También ofrece una estructura más flexible, al poder consumir los contenidos a tu ritmo, sin horarios preestablecidos y teniendo acceso a las grabaciones una y otra vez. Esto crea una experiencia diferente, un aprendizaje personalizado.

La formación online es una buena opción para reducir los gastos en los que incurren los asistentes en desplazamientos al centro formativo y, aunque requiere de un esfuerzo y planificación previa del alumno, este puede poner en práctica los conocimientos adqurididos en su día a día laboral de forma inmediata, afirma Susana de Diego, técnica y especialista en contenidos de elearning.

“Una buena atención individual, con el correcto seguimiento de cada alumno, contrarresta el esfuerzo y el ejercicio de responsabilidad que debe realizar la persona que comienza una formación online”, añade Susana.

No debemos perder de vista que la falta de vínculo presencial implica un cambio de dinámica a la que hay que adaptarse. Primero, la comunicación con el docente (si la hay) está más restringida. Segundo, el contacto con los alumnos y el networking, que podrían surgir de intereses comunes y perfiles complementarios, queda algo limitado en canal online. Por último, al ser más flexible, también hay menos presión y menos límites, por lo que hay un porcentaje mayor de abandono de la formación.

Para incrementar el vínculo del alumno, existen clases en directo o foros de debate que permiten a los asistentes interactuar sobre las diferentes temáticas o módulos.

Para dinamizar los cursos online, muchos cursos cuentan con tutores. Cada curso puede disponer de varios tutores para resolver dudas, solventar problemas técnicos y animar en las tareas a los participantes.

Como dinamizadora de cursos online, Susana de Diego recalca la brecha tecnológica existente en la sociedad: “En estos últimos tiempos, es el gran problema. Al no existir la posibilidad de asistencia a los centros, no solo nos hemos adaptado los profesionales, sino que los participantes han tenido que realizar un gran esfuerzo a contracorriente para manejar las herramientas. Por eso, nuestra función como tutores expertos y dinamizadores ha sido vital”.

Por su parte, Alegría Blázquez, técnico de elearning en la Universidad Politécnica de Madrid y que trabaja desde hace dos décadas en el mundo de la educación dentro del ámbito universitario, considera que los retos a los que nos enfrentamos son parecidos a los de hace veinte años. “Se asocia la enseñanza online o virtual a todo aquello aprendido a través de un dispositivo con conexión a Internet y, ciertamente, la enseñanza online puede llegar a ser mucho más tradicional que la presencial, ya que el contenido puede basarse en subir documentos en PDF e incluir material interactivo de estudio sin ningún tipo de tutorización”.

Entre las diferentes plataformas de cursos online a los que podemos acudir para formarnos está Coursera, plataforma de Moocs en la que participan diversas universidades, que divide cada Mooc en diferentes módulos con tareas individuales. Algunas de estas deben ser corregidas por otros compañeros, con lo que además de aprender, permite conectar con otros alumnos internacionales.

Otro ejemplo es IEBS, escuela de negocios e innovación orientada a emprendedores. En sus formaciones, cada módulo tiene tareas asignadas que corrige el profesor y cuenta con debates online que los profesores puntúan según el contenido de cada intervención. La escuela ha lanzado recientemente Entrepreneur Homeschool, un programa de sesiones online gratuitas para que emprendedores puedan aprender los referentes en transformación digital y gestión de riesgo.

¿Por qué hacer una formación online?

Como hemos visto, hay algunos inconvenientes, pero gran cantidad ventajas para formarse en canales virtuales. Analicemos las razones para poder adaptar la elección de los cursos a cada situación.

La modalidad online puede convertirse en una parte importante de la estrategia para la formación y el desarrollo profesional, especialmente durante esta cuarentena. Permite adquirir habilidades y aproximarse a múltiples temas de forma sencilla y directa. Desde conocer las claves del liderazgo hasta aumentar nuestra productividad y optimizar nuestro tiempo.

Patricia Murphy Doyle, consultora en neuromarketing y neuromanagement, imparte desde hace años formación online y presencial en el ámbito académico y empresarial: “Una ventaja distintiva de la formación online es su flexibilidad, no solo en cuanto a localización, tiempo y variedad de dispositivos, sino también respecto a contenidos. El uso de textos virtuales permite su actualización periódica incorporando material inédito, como nuevos artículos científicos o vídeos”. Otra ventaja es la posibilidad de potenciar las habilidades transferibles demandadas por las compañías. Estas son habilidades genéricas que mejoran el perfil laboral.

A la hora de seleccionar una formación online, Patricia aconseja analizar algunos puntos como la plataforma, su facilidad de acceso, su interacción a través de foros y debates que posibiliten el trabajo colaborativo o su cronograma.

Para Daniel Fernández, pedagogo y consultor de learning experience en Netmind, lo importante no es cubrir contenidos ni siquiera la metodología.

“Un curso online es el soporte para proporcionar una experiencia de aprendizaje, que debe estar centrada en el alumno. Para ello, esta experiencia debe diseñarse respondiendo a ciertas preguntas clave: ¿cómo lograremos despertar el interés del alumno? ¿qué es lo relevante para él y cómo vamos a cubrir sus expectativas? ¿qué tiene que ser capaz de hacer al finalizar? ¿cómo vamos a apoyarle para resolver los problemas clave?  ¿cómo vamos a ayudarle a enfocarse en lo importante? ¿cómo y cuándo le daremos retroalimentación?

Lo importante es lograr un estilo de enseñanza y un entorno de aprendizaje que involucre al alumno en el proceso de aprendizaje, ayudándoles a pensar críticamente, a razonar desde evidencias, a evaluar sus argumentos, plantear nuevas preguntas que despierten su curiosidad”.

Las soluciones no las encontraremos en recetas o prácticas concretas, se trata más bien de un conjunto complejo de actitudes, creencias y concepciones que conforman la base a partir de la cual se sostiene la práctica docente. La enseñanza no consiste en transmitir datos, hechos, conceptos o procedimientos, debe consistir en ayudar a los alumnos a construir el conocimiento resolviendo problemas. No se trata de absorber información sino de comprenderla y saber utilizarla en la vida real”.

Alegría Blázquez también coincide en situar al alumno como centro de la formación y como protagonista de su aprendizaje. El docente se convierte en un guía, que facilita el contenido en diferentes formatos y plataformas al alumno, acompañándole y haciendo uso de las herramientas de comunicación síncronas y asíncronas.

En cuanto a contenidos de formación, es posible acceder una gran cantidad de áreas de conocimiento. Algunas de las más demandadas son las relacionadas con inteligencia artificial, ecoindustria o la seguridad cibernética. El crecimiento de un proyecto o la redirección hacia una nueva oportunidad puede ser el resultado de una buena formación a través de estos recursos online.

Si deseas desarrollar una afición, el mundo digital ofrece un sinfín de opciones para satisfacer la curiosidad de cualquier hobby que podamos imaginar: tocar el ukelele, ilustrar con acuarelas o diseñar tipografías son solo algunos ejemplos.

Independientemente del propósito de la formación, al existir tantas opciones es necesario plantearse de antemano una mínima estrategia para elegir un curso online que sea útil y se disfrute. De esta manera, se evita el riesgo de comenzar diferentes formaciones y dejarlos a medias.

A qué formación online acceder

Al igual que la demanda de formación online ha crecido rápidamente en los últimos años, también lo ha hecho la oferta, que se ha diversificado y aumenta día a día a un ritmo vertiginoso.

Es imposible reunir todas las posibilidades o plataformas. Desde un LMS (Learning Management System), hasta plataformas de Mooc (Masive Online Open Courses), redes sociales educativas (Edmodo) o redes sociales generales (Twitter, Facebook, Instagram, etc).

En cuanto a los recursos disponibles para docentes, Alegría Blázquez los resume es esta pizarra interactiva de Padlet.

Ana María Hermida, experta en elearning, destaca “el gran valor de la existencia de un campus virtual creado a través de las plataformas como Blackboard o Moodle, que permiten desarrollar diferentes actividades como foros o tareas formativas, e impartir clases a través de videoconferencia; todo en un mismo programa. Estas herramientas facilitan el seguimiento personalizado por parte del profesor y la motivación del alumno. Ana María resalta también la importancia de los formatos de mínimos: webinars, podcasts…”

Hagamos un repaso por los principales tipos de oferta de formación online que podemos encontrar en el mercado.

Másteres Online

Muchas universidades y escuelas de negocio ofertan másteres online a sus alumnos. Cambian las aulas por las pantallas, lo que no impide que sigan ofreciendo una formación de gran calidad con la obtención de un título oficial y manteniendo las dinámicas tradicionales de trabajos, tutorías y exámenes. Es el caso de la Universidad Oberta de Catalunya, UNIR o las escuelas de negocio EAE Business School o IE Business School.

Cursos MOOC

Una de las modalidades de formación online más populares son los MOOC, los Massive Open Online Courses. Son cursos muy ágiles impartidos por docentes o profesionales del sector. En plataformas como Coursera, EdX o Miriadax  se puede acceder de manera gratuita a la mayoría de ellos.

De forma similar, páginas como Domestika o Crehana ofrecen opciones de pago, dedicados a temas acotados y a un precio asequible. Desde cómo crear planes para redes sociales a diseñar un logo o aprender a utilizar un determinado programa, todos ellos ofrecidos por expertos.

Cursos online profesionales

Muchos profesionales de diferentes áreas, como marketing digital o RRHH, dedican parte de su estrategia de negocio a la formación. Maquetación web, copywriting, preparación para entrevistas o búsquedas de empleo… puedes encontrar muchos cursos de especialistas del sector con renombre.

Algunos de ellos ofrecen infoproductos: un ebook, un whitepaper o un curso online basado en la experiencia profesional individual.

Durante esta pandemia, algunos profesionales están buscando nuevos canales de captación de clientes. Para negocios B2B, Linkedin es una red social profesional idónea. Son muchos los que ya cuentan con un perfil en esta red, pero pocos los que le sacan rendimiento.

Con el objetivo de ayudar a estos profesionales a posicionar su marca o potenciar la generación de leads para ventas, Rubén de Gracia, experto en tráfico web y embudos de ventas, y Daniel Ronceros, consultor de ventas B2B, han creado Linkeders, una escuela basada en una novedosa metodología que permite desarrollar una estrategia en Linkedin como parte de una estrategia global de marketing y ventas. Además, ayuda a profesionales de RRHH y personas que busquen un cambio profesional.

Simuladores y Videojuegos

Carolina Rojas, fundadora de Aprendetec, destaca la importancia de la formación basada en la experiencia o lo que los anglosajones denominan learning by doing. Últimamente se demanda convertir contenidos a formato vídeo. Somos más partidarios de otro tipo de formatos en los que haya una total interacción e inmersión del usuario”. Este tipo de formatos se basan en los mecanismos de aprendizaje de las personas:

  • La prueba y el error: para aprender un determinado proceso será preciso interiorizarlo, para lo cual, será necesario, a su vez, probarlo o intentarlo y recibir la correspondiente ayuda cuando se falle.
  • La práctica reiterada: aunque se pueda aprender a hacer mejor un trabajo escuchando una nueva y maravillosa técnica de gestión, si esta no se practica constantemente, será olvidada rápidamente.

Partiendo de estas premisas y, aplicando la tecnología a la formación, se utilizan ordenadores como herramientas de simulación. Esto permite una mayor retención de la información, un aprendizaje más rápido y una mayor intuición en los procesos de aprendizaje. Carolina explica cómo desde Aprendetec quieren poner fin a la tendencia de digitalizar contenidos y colgarlos en la Red para que los usuarios lean las pantallas en lugar del papel: “Este tipo de formatos han generalizado la idea de que el elearning es aburrido y dan lugar a una mayor tasa de abandono”.

Los formatos basados en la experiencia permiten preparar a los empleados ante situaciones inesperadas, además de ser una herramienta extraordinaria de evaluación de aptitudes, facilitando la posibilidad de transportar a la persona a un tiempo o lugar al que difícilmente podría acceder de otro modo.

Algunos de los simuladores desarrollados por su compañía han sido: habilidades directivas para el Grupo Telefónica, intermediación inmobiliaria para el Grupo Ferrovial o el simulador en 3D dentro de un Programa de Formación para Emprendedores del Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE). También han desarrollado juegos como Saltaplanetas para la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), cuyo objetivo era la prevención del consumo de alcohol en menores de trece a diecisiete años.

Hobbies transformados en cursos online

Y no podían faltar los cursos para el entretenimiento. Hay tal cantidad de opciones que costará elegir uno. Aprende a cocinar, escritura creativa, crear un huerto, jugar al ajedrez, etc. Nunca fue tan fácil aprender y desarrollar un nuevo hobby.

Existen numerosos tutoriales que podemos seguir en redes sociales como Youtube para desarrollar nuestra creatividad en casa. Desde coser mascarillas hasta tejer alfombras o arreglar un mueble antiguo. Podemos inspirarnos de otros aficionados o profesionales que muestran paso a paso las tareas a seguir.

El fervor del do it yourself  ha generado en los últimos años un nuevo nicho de negocio: tiendas online donde adquirir materiales, portales de tutoriales, profesionales que muestran en redes sociales sus resultados.

Uno de los proyectos más interesantes surgidos es Handfie.com, una plataforma de contenidos dirigida a aficionados al bricolaje, la decoración y el do it yourself.

Su fundador, Borja Fernández, relata cómo a finales de 2015 surgió la idea de crear este portal hasta convertirse en una de las tres principales referencias en estas temáticas en español. “Cada semana publicamos vídeos originales, que enseñan a abordar un proyecto con el que mejorar nuestro hogar; tanto proyectos de bricolaje o decoración creativos como tutoriales, que muestran reparaciones habituales que requiere nuestra casa. Además, generamos muchos contenidos tanto en la web como en nuestras redes sociales, que cubren distintos tipos de necesidades alrededor de la vida en el hogar, en la terraza, en la cocina o en el jardín.

Handfie.com tiene un público fundamentalmente femenino. Por otro lado, para el público aficionado al bricolaje más avanzado, trabajamos con Efe Uno Joaquín, el youtuber de bricolaje con más suscriptores (770.000) en España, con el que se puede aprender a soldar, a nivelar un suelo de hormigón o a enlechar los azulejos del baño. Durante las semanas de confinamiento, el tráfico web de Handfie y la visualización de vídeos en el canal de YouTube de Efe Uno Joaquín prácticamente se han duplicado”.

La formación online lleva años consolidándose, pero estas últimas semanas su popularidad se ha multiplicado. Se ha convertido en una herramienta indispensable para el aprendizaje o el entretenimiento. Del mismo modo, puede proporcionarte los conocimientos necesarios para diferenciarte, impulsar tu negocio y estar al tanto de las últimas tendencias y novedades.

 

Fuentes: Lavanguardia.com | Elmundo.es | Libremercado.com