Libros

La imagen digital personal, una prioridad para conseguir el éxito laboral

Por 4 febrero, 2020 Sin comentarios

No sólo el currículum es valorado por los nethunters al decidirse por un candidato, las redes sociales se convierten en fuente de información relevante en los procesos de selección

Rodrigo Miranda, autor de MiYoDigital

Rodrigo Miranda, socio director general de ISDI, es el autor de #MiYoDigital

En un mercado laboral en el que es necesario destacar  entre otros candidatos con las mismas competencias,  donde se vuelve indispensable aportar más información sobre nuestras aptitudes, así como también de las cualidades personales, el entorno digital se convierte en el aliado perfecto. La experiencia sigue siendo la base para superar el primer filtro de los reclutadores, pero esta información se complementa hoy en día con la que se extrae de nuestra actividad en las redes sociales. Cómo interactuamos con otros usuarios, links visitados, comunidades en las que participamos, perfiles que seguimos, las opiniones expresadas e incluso las fotografías que mostramos en nuestras redes son baremos por los que podemos ser juzgados para una candidatura laboral. Este rastro que cada usuario deja en la  red se conoce como identidad digital personal y es la imagen que los demás perciben sobre nosotros y que les ayuda a formarse una opinión.

Trabajar en la identidad digital personal se convierte en un factor decisivo para aquellos candidatos que desean conseguir nuevas oportunidades laborales. Como primer paso es clave establecer un objetivo que articule toda nuestra presencia digital, ya sea buscar un nuevo empleo o posicionarte como experto en un área concreta. La práctica del egosurfing, que no es otra cosa que buscarnos a nosotros mismos en internet para conocer la imagen que proyectamos,  es un seguimiento que deberemos llevar a cabo con cierta frecuencia para mantener el control de nuestro identidad trabajándolo no sólo en el presente, sino también en el futuro. Es imprescindible ser consciente de la importancia de gestionar correctamente las rede sociales, trabajar contenidos que jueguen a nuestro favor y en caso de que surja alguna crisis saber conducir nuestra reacción hacia una conclusión positiva. Son varios los casos de profesionales que han perdido su trabajo por publicar contenido inapropiado en sus redes, como el de Jofi Joseph, exempleado de la Casa Blanca, por insultar y publicar información interna de la compañía en una cuenta anónima de Twitter, o el mediático caso de Justine Sacco, exdirectora de comunicación de InterActiveCorp (IAC), quién publicó un tuit antes de un viaje de Nueva York a Sudáfrica en el que decía “Me voy a África. Espero no pillar el sida. Es broma. ¡Soy blanca!”. Estos ejemplos demuestran que por muy afianzada que esté nuestra reputación, basta con una actualización desafortunada en las redes sociales personales para truncarla. En contra de lo que se pueda pensar nuestra huella personal digital no sólo se compone de las informaciones que compartimos en nuestras redes personales, sino también en las de terceros.

Existen múltiples canales sociales a través de los que podemos construir la imagen digital personal como son: LinkedIn, centrada en temas profesionales y que nos ayuda a organizar nuestra historia laboral y a hacer networking, Twitter para compartir información y noticias, Facebook para publicar sobre todo recomendaciones y expresar opiniones e Instagram si queremos reflejar mediante imágenes nuestro tiempo de ocio. Es fundamental establecer cuál va ser el uso que le vamos a dar a cada red en la que decidamos tener presencia, si será puramente profesional, personal o una combinación de ambos aspectos,  y el público al que nos dirigimos en ellas. De entre todas las redes mencionadas Linkedin y Twitter son clave para trabajar nuevas oportunidades profesionales,  para ello debemos centrarnos en compartir información útil y participar en conversaciones ligadas a nuestros intereses profesionales, sin olvidarnos de trabajar en el crecimiento de nuestra red de contactos digitales. Estas son algunas de las redes que investigarán los nethunters, profesionales formados en recursos humanos que se dedican a buscar candidatos a través de internet y las redes sociales. Esta información que encuentran en la red les permite conocer bien al candidato, sus gustos e intereses, sus competencias sociales y digitales, así como el modo en el que ese candidato se comunica con su entorno. Por todo ello actualmente no se valora únicamente el currículum, sino la completa imagen digital de cada profesional, convirtiéndose en un deber el cuidar de la imagen que proyectamos en el mundo online si queremos diferenciarnos  en un entorno altamente competitivo.


MIYoDigitalMiYo.Digital

Autor: Rodrigo Miranda. Socio, Consejero y Director General de ISDI

Cómo gestionar quién eres en el mundo digital

Por qué y para qué utilizar las redes sociales para construir y desarrollar tu marca personal. La imagen digital es ya una prioridad para conseguir el éxito laboral y personal y mejorar tu propia interacción familiar.

Este libro es un manual práctico desarrollado a través de micro – retos y ejercicios que permite tomar decisiones prácticas sobre el uso personal y profesional de las redes sociales, respondiendo a preguntas clave como: ¿Quién eres digitalmente hablando?¿Qué quieres transmitir y cómo quieres que te vean los demás? ¿Por qué y para qué tengo que tener presencia en redes sociales? ¿Cómo puedo sacar ventaja de la gestión de mi presencia social?, entre otras.