ArtículosNoticias

Las claves de las startups unicornio

Por 14 noviembre, 2019 Sin comentarios

Es uno de los términos que más se escucha en el ecosistema emprendedor. Las startups unicornio son el nuevo animal mitológico que todo inversor quiere encontrar. Empresas con un gran potencial de crecimiento que pueden multiplicar en poco tiempo la inversión realizada.

Sus características pueden ser comunes con otras startups que, sin embargo, nunca consiguen alcanzar el valor de un unicornio.

Encontrar una de estas empresas requiere de un análisis inteligente del mercado, de sus oportunidades y del perfil de negocio de la startup.

Startups unicornio

¿Qué son las startups unicornio?

La primera definición surgió de la emprendedora Aileen Lee de Cowboy Ventures.

Según Lee, una unicornio es aquella empresa que es capaz de levantar mil millones de dólares en alguna de sus rondas de financiación, generalmente antes de salir a bolsa, aunque hay algunos casos en los que se consigue después.

Según María Arribas, CMO en QALEON, empresa especializada en soluciones tecnológicas de Inteligencia Artificial, esta valoración es un rasgo significativo de las startups unicornio, pero no el único. «Son empresas con alto componente tecnológico, crecimiento rápido en comparación a otras empresas del mercado, disruptivas y que producen una ruptura en el mercado, ofreciendo un cambio de paradigma».

Para Sebastian Gabriel Pietroniro “un unicornio  es como un iceberg: solo podemos apreciar un 10 % del valor real de la empresa y de los planes de los fundadores para los próximos diez o veinte años”. Sebastián es CEO de CRSS Investments, fintech de software automatizado para el control de riesgo de inversiones en mercados apalancados y de alta volatilidad. Su empresa, acelerada en Lanzadera, aspira a ser un unicornio tras más de diez años de investigación y dos como empresa activa.

Para el experto un unicornio cambia la forma de entender un sector o tiene la capacidad de producir una revolución tecnológica, incluso un cambio en la sociedad y, lo más importante, el cambio permanece en el mercado.

Miguel Ángel López es partnerships manager en SeQura, empresa perteneciente a un selecto grupo de compañías de menos de cuatro años, que podrían ser vendidas en unos años por un precio no inferior a 100M$. Este profesional lleva más diez años en el mundo del emprendimiento y del capital riesgo.

“SeQura compite en un sector poblado de clientes: la financiación al consumo, pero siendo disruptivo con la tecnología (poder financiar, por ejemplo, un móvil en segundos, sin papeles y con aprobación inmediata en el 90% de las operaciones).

Su orientación al cliente brutal. Renuncia a un negocio tradicional de la banca: vender un primer producto a pérdidas para luego hacer venta cruzada de productos con más margen.

También hay talento en sus directivos clave y en el personal incorporado: tecnólogos, atención al cliente, comerciales de venta consultiva y no pocos ex empleados de banca. Se organiza como una holocracia. Cada individuo se autogestiona, alineándose con los objetivos de la empresa.

Esos son los ingredientes para «cocinar» un unicornio: clientes, ventaja competitiva, ser disruptivo, talento, ambiente agradable, ganas de compartir y sana ambición”.

Con respecto al número de startups, estas crecen de forma exponencial. Según el ránking de CB Insights, actualmente hay 349 unicornios. En 2013 Aileen Lee hablaba de 39 en todo el mundo.

En España contamos con dos ejemplos: Gowex, después de varios escándalos, y eDreams, que no ha sabido mantenerse frente a nuevos competidores.

Características de startups unicornio

Todas las unicornio tienen una serie de características comunes que hacen más plausible su identificación en fases tempranas.

  1. Cuestionamiento del status quo

Las startups unicornio proponen un modelo de negocio que transforma por completo la situación del sector antes de su llegada. La innovación es su característica más importante. Ofrecen una solución completamente novedosa apoyadas en los avances tecnológicos.

Según Álvaro García de Polavieja, CEO y cofundador de Sailwiz, un modelo clásico de las startups unicornio es la intermediación vía plataformas. Sectores tradicionales, como la movilidad o el turismo, han vivido una auténtica revolución gracias a la rentabilización de activos que inicialmente suponían un coste hundido para sus propietarios.

En poco tiempo, estos activos empiezan a ofrecer una rentabilidad que atrae a nuevos inversores. La rápida escalabilidad en la demanda y en la oferta a un ritmo equivalente y una propuesta de valor disruptiva son ingredientes imprescindibles para el éxito.

  1. Propuesta de valor centrada en el cliente

El cliente es lo más importante. Ofrecerle un precio competitivo y una experiencia de usuario atractiva son dos de las patas que sustentan a cada una de estas empresas.

Cuentan con herramientas fáciles de usar centradas en facilitarle la vida y responder a problemas reales de su cotidianeidad.

Marcos Cabezón es business angel y CEO & founder de Spacestartup, empresa especializada aceleración comercial para proyectos innovadores. Para Marcos, esta característica es una de las más importante. “En la gran mayoría de los casos, las jóvenes startups se olvidan por completo, bien porque no saben cómo comercializar su servicio o producto o bien porque el mercado aún no ve esa necesidad.

La gran burbuja que estamos viviendo hace que las pequeñas startups sobrevivan a base de ampliaciones y se olvidan del punto más importante para su supervivencia: las ventas. Las unicornio nos han demostrado que el cliente es lo primero y que después vendrán las versiones 2.0 de nuestros productos, pero ante todo hay que vender.

  1. Estructura organizativa ágil y escalable a nivel internacional

Para poder alcanzar la valoración de mil millones de dólares necesitan operar en el mercado global. Por eso, estas empresas cuentan con una estructura organizativa que les permite crecer en diferentes países de forma sencilla y en un tiempo récord.

La escalabilidad de su negocio es lo que hace que los inversores se interesen por ellas y lo que les permitirá ser rentables en algún momento, ya que muchas  se enfrentan a graves pérdidas en sus primeros años, mientras tratan de alcanzar la mayor cuota de mercado posible.

Además, suelen tener alguna, aunque no todas, las siguientes características:

  1. Las aplicaciones móviles tienen un papel dominante en su estrategia

Muchas de estas startups se han popularizado gracias a sus aplicaciones móviles. Cabify, Twitter o BlablaCar son algunos ejemplos claros de importancia que el desarrollo de smartphones ha supuesto para su existencia.

  1. Modelos de negocio disruptores gracias a Internet

Siguiendo el punto anterior, ha sido Internet el que generado la oportunidad necesaria para crear el modelo de negocio y poner en jaque a la industria tradicional. Son modelos que revolucionan por completo la experiencia de usuario que había hasta ese momento.

  1. Modelo B2C, eliminando etapas de intermediación

Casi todas estas empresas (en España hay algunas excepciones) están centradas en los clientes finales. Muchas de ellas han conseguido su valor diferencial eliminando etapas y reduciendo intermediarios. De esta forma, pueden ofrecer un coste muy inferior.

  1. Cuentan con financiación privada y no cotizan en bolsa

La mayor parte de las startups unicornio no han comenzado a cotizar aún en bolsa. No cuentan con recursos financieros suficientes para desarrollar todo su potencial, que debe hacerse conforme aumenta su capacidad financiera.

Los fondos de capital riesgo invierten en ellas para sacar grandes beneficios cuando comiencen a cotizar en la bolsa de valores.

Marcos Cabezón destaca el papel de dichos fondos. “En muchas ocasiones, aportan a estos jóvenes emprendedores algo más que financiación, por la experiencia internacional que supone y una red consolidada que hacen crecer más rápidamente a las startups. Es fundamental que nuestros inversores nos aporten valores adicionales que nos permitan ser scaleups lo antes posible”.

En muchas ocasiones necesitan varias rondas de financiación para alcanzar los mil millones de dólares, aunque las suelen tener en un periodo de tiempo muy reducido ya que su crecimiento es exponencial.

  1. Equipo fundador clave

En ocasiones el equipo y su visión son la clave. Apple tiene la capacidad financiera de comprar todas las empresas del IBEX35 y, en los últimos años, sin Jobs, se dedica a un simple desarrollo de producto y cambios de color, formato o velocidad. Para Sebastián Gabriel necesita planear su próximo paso.

Otro ejemplo que expone el experto es Mark Zukember con Facebook. Empezó con una red social, que ahora tiene la mayor base de datos del mudo, superando a la CIA y plantea cambiar el sector de la criptomoneda. «Puede que lo consiga , haciéndola más transparente o descentralizando la banca», afirma Sebastian Gabriel.

La juventud del equipo fundador suele ser una característica frecuente. La media de los emprendedores que crean startups unicornio está entre los 30 y 35 años. Son personas que han vivido el surgimiento de internet en sus primeros años y, en muchos casos, son nativos digitales, con lo que están abiertos a nuevos enfoques y perspectivas.

  1. Crecen rápidamente reduciendo el coste final para el consumidor

El precio es la verdadera clave para la mayor parte de estas startups. El precio que paga el consumidor es muy inferior al que tendría en el mercado tradicional, lo que les permite crecer muy rápidamente.

  1. Alcanzan un valor de empresa

Según Asier Basterretxea-Gómez, presidente de Madrid Startup House, existe una cualidad determinante que define las startup unicornio por encima de las demás en el consciente colectivo. “Es el hecho de alcanzar un cierto valor de empresa, comúnmente establecido en los mil millones de dólares antedichos. Y es la preeminencia de esta cualidad, por encima de otras, la que pervierte el propio sentido de su ser como empresa y, en muchas ocasiones, desnorta los propios sentidos de sus fundadores y promotores.

Así, muchas Startups (con sus fundadores, promotores e inversores detrás) consideran esta cualidad, el valor de empresa, como la cualidad a ostentar o meta a alcanzar. Y en ello olvidan que esta cualidad debe ser siempre derivada y fruto de algunas de las otras cualidades antes mencionadas, como son: ofrecer una solución efectiva a un reto o necesidad del mercado global, y hacerlo a través de un modelo de negocio que rinda usuarios satisfechos y cuentas de resultados saneadas.

El valor de la startup como meta lleva implícitas, en muchas ocasiones, dinámicas obscuras de rondas concatenadas de financiación, sin más sustento que la propia dinámica alcista y las expectativas del mercado. Reciente tenemos el caso de Wework».

Para Sebastián Gabriel es complejo valorar a una startup y saber si es un unicornio, ya que solo nos podrán mostrar la punta del iceberg. Sin embargo, las métricas de valoración, sean cuales sean, dependiendo del perfil de la startup, son imprescindibles.

  1. Ratio de Beneficio Exponencial

Cuando alcanzan un valor y se convierten en unicornio, reflejan a la perfección la curva J, con un sistema de ingresos totalmente escalable y una gráfica exponencial y unos costes estables de grafica lineal y pendiente reducida.

  1. Permanencia

Es necesario distinguir un unicornio de una burbuja, sentencia Sebastián Gabriel.  Facebook y Terra son dos ejemplos claros. Es importante que aporten valor al sector y que este permanezca.

«El objetivo de una startup debe ser, recordemos esto, hacerse sosteniblemente escalable y escalablemente sostenible. Su valor presente y futuro deberá ser consecuencia de la solidez de sus mimbres. Sin ellos, lo demás huele a trama. La trama de las falsas startups unicornio”, afirma Asier Basterretxea-Gómez.

¿Dónde están?

En Estados Unidos y China encontramos 250 empresas de este tipo. Le sigue Europa, con otras 69 compañías que pasan el filtro de los mil millones de financiación.

Para María Arribas «en España es complicado poder llegar a esos niveles de disrupción debido a factores como el retraso en el desarrollo del mercado respecto a EE.UU. (que afecta a toda Europa), legislación muy estricta con las startups y la dimensión del mercado. EE.UU. y en China tienen la ventaja de un volumen de mercado muy grande y la legislación facilita que sus empresas adquieran un gran tamaño y, por tanto, sean capaces de competir a nivel global».

Existen opiniones diversas respecto a las startup unicornio en España y una única gran estrella: Cabify. La compañía, gran competidora de Uber en el mercado internacional, ha alcanzado los 1.500 millones en su última ronda de financiación.

Le sigue Wallapop, el famoso portal de compra venta de segunda mano, con una valoración que alcanzó esta cantidad en 2015, tras tres rondas de financiación y su desembarco en Estados Unidos.

Otras compañías menos conocidas que también han traspasado el umbral del unicornio, por tratarse de compañías de servicios B2B, han sido: AlienVault, centrada en la seguridad informática; Scytl, dedicada a la tecnología electoral y Carto, que realiza gráficos y mapas basados en la geolocalización.

Principales startups unicornio

Dejando de lado las españolas, si tenemos que hablar del gran rey de las unicornio hay que mencionar a Facebook. La compañía de Zuckerberg ha alcanzado un valor de 122 mil miles de millones.

Sebastian Gabriel Pietroniro destaca también a Apple como unicornio. Con esta frase destaca la importancia de Facebook y Apple: “Yo conocí a mi padre a los 30 años a través de Facebook y le vi la cara por primera vez con tecnología creada por Apple. Es posible que no hubiera ocurrido sin ellos y sin los 10.000 millones para desarrollar sus ideas».

Otros ejemplos son Xiaomi (46 mil miles de millones), Uber (41 mil 200 miles de millones), LinkedIn (25 mil miles de millones) o Twitter (9 mil miles de millones).

El entorno digital es muy volátil y cambiante, razón por lo que los inversores de capital riesgo quieren vender sus participaciones a corto plazo aún en empresas de este tipo.

“Pero no es oro todo lo que reluce”, asegura Javier Moral, fundador y CEO de Fangaloka Innovation & Talent, pionero en España en la creación y desarrollo de espacios de coworking y y experto consultor en innovación abierta y economía colaborativa. El caso de Wework, que sigo de cerca desde hace años debido a mi experiencia en el sector del coworking, era algo que veía venir. Un castillo de naipes insostenible que sorprendentemente ha logrado embaucar a un reconocido grupo inversor como Softbank”.

Wework era un mega-unicornio valorado en 47.000 millones de dólares hace tan sólo 3 meses. Tras su intento de salir a bolsa, ha caído a menos de 7.000 millones y se enfrenta a demandas millonarias por parte de empleados y pequeños inversores. Tal como indica Javier Moral, que también analiza los fracasos empresariales desde la plataforma El Éxito del Fracaso, que grandes inversores apuesten por ciertos proyectos provoca un efecto llamada que infla las valoraciones. En el caso de Wework ha beneficiado solo a su fundador Adam Neumann, que hoy puede retirarse con más de 2000 millones en su cuenta con la venta de sus acciones, pero no para los inversores, que esperaban recuperar el capital invertido con la salida a bolsa.

Otro claro ejemplo es la caída de la valoración de Uber, también invertida por Softbank, con lo que ha sido el peor año en muchos para este grupo.

Parece que existe una capacidad innata de ciertos emprendedores en vender la piel del oso antes de matarlo, como el caso de Adan Neumman, y hace años con Elisabeth Holmes y su proyecto Theranos, otro Unicornio que se destapó como un fraude de enormes proporciones y cuya historia será llevada a los cines”.

 

Fuentes: El Mundo | Entrepreneur | Escuela de negocios y dirección