ArtículosNoticias

Tendencias y futuro del mercado del Arte

El mercado del arte en España está pasando por una verdadera revolución. Este cambio en el mundo del arte viene de la mano de la era digital. Internet se han convertido en un escaparate virtual para jóvenes artistas con medios reducidos para acceder a galerías de prestigio.

A pesar de haberse recuperado desde la crisis, el mercado del arte en España sigue siendo muy pequeño comparado con el resto de Europa y EE.UU.  Aunque las ventas a través de la red suponen menos de un 10% del total del mercado de arte privado, este no ha dejado de crecer en los últimos años y las previsiones indican que se va a mantener o incluso aumentar.

Carmen Díez Devesa, estudiante de doctorado en Historia del Arte en la UNED, afirma que “la era digital ha llegado al mercado del arte y actualmente la mayoría de las galerías son brick and click, es decir, venden tanto física como virtualmente. Mientras que han aparecido nuevas formas de distribución, como las plataformas Artnet o Artsy. Incluso en ferias como Feriarte o Arco han realizado colaboraciones con plataformas. Feriarte y eBay con Feriarte Digital; o Arco y Artsy con ArcoMadrid”.

Si te preguntas cómo será el mercado del arte en el futuro, te contamos algunos datos que debes conocer.

tendencias mercado arte¿Por qué comprar en el mercado de arte?

Comprar arte hoy en día no es una tarea sencilla por la gran cantidad de plataformas que ofrecen obras: desde pintura pasando por esculturas, grabados, litografías, etc. Pero no es solo la tipología. La oferta es tan amplia en las distintas plataformas que se pueden encontrar en Internet, que es inevitable temer equivocarse ya que diferenciar qué piezas tienen un valor objetivo y son susceptibles de revalorizarse no es una tarea fácil.

En cambio, lo que sí es sustancialmente más sencillo es pedir un certificado de autentificación, pues tanto las obras antiguas como las actuales deben contar con esta. Además, conocer al artista y su biografía permitirá tener un mayor conocimiento y seguridad a la hora de decidir si comprar o no la obra. También se puede recurrir a la opinión de un experto para decidir qué obra encajaría mejor con el comprador o verifiar su autentidad.

Sin embargo, el lugar donde se adquiere la obra puede ser un aspecto a tener en cuenta.

Las galerías de arte y casas de subastas cuentan con determinados expertos para autentificar las obras. Del mismo modo sucede en las ferias, donde un comité de expertos supervisa las piezas que se exponen. Esto contribuye a generar reputación. De manera que es más fácil invertir y realizar una adquisición segura en este tipo de establecimientos.

Comprar en el mercado de arte es ir más allá de la simple adquisición de piezas convencionales hechas en serie. El arte refleja de manera intrínseca lo que buscamos manifestar desde nuestro interior a través de nuestros gustos.  De esta manera, colocar obras de arte en nuestra casa, oficina o lugares predilectos, no solo te permitirá sentirte cómodo, sino también identificado con el entorno que te rodea.

El artista Tomás Santos ahonda en la dificultad de los artistas para poder ejercer su profesión y propone a las empresas que de igual manera que patrocinan a deportistas, atletas y equipos,  tengan en cuenta a los artistas. “Para que, al igual que esos deportistas, podamos desarrollar nuestras carreras en España e internacionalmente y dedicarnos de manera íntegra a nuestra profesión, contando con ese soporte para poder crear, experimentar y montar nuestras exposiciones, participar en ferias de arte internacionales y mejorar día a día esponsorados por una marca. No hablo de “patrocinio cultural” sino de una relación directa con el artista”.

Alberto Urbano (Sr.Pomelo) coincide con Tomás Santos en la dificultad de los artistas para desarrollar su actividad profesional.

“La cultura es un estilo de vida.  Define identidades, da prestigio, informa, entretiene, crea empleo.

El mercado español está parado, las instituciones no compran y los particulares que compraban en los ochenta se han jubilado y no han dejado herederos.

El sistema de galerías español no es capaz de dar salida al trabajo de los artistas y comprar arte español como inversión es una ruina.

Hay un exceso de ferias y ninguna es capaz de atraer a coleccionistas internacionales.

La falta de interés o mejor el desinterés y desconocimiento del sector ha traído una demora sine die de una ley de mecenazgo eficiente.

Hasta que no haya alguien que decida usar el arte en su propio beneficio, los artistas no venderán. Y si los artistas no venden, la actividad artística acaba cesando”.

Principales canales de compra y venta de arte

El mercado del arte se ha visto influenciado por los cambios que ha sufrido el mercado de compra y venta general. Quién diría hace veinte años que las obras de un artista podríamos verlas por primera vez en una red social o adquirirla en la página de web del propio artista.

Plataformas online

Las plataformas en línea han revolucionado la manera en la que se expone el arte ya que brindan un sinfín de oportunidades para los artistas jóvenes que que todavía no son conocidos. Además, el contenido se puede hacer viral y alcanzar a una mayor cantidad de público internacional. Dentro de las plataformas digitales que ofrecen el mercado, encontramos por ejemplo a Rise Art , King & McGaw, MyArtBroker, entre otras.

Según el pintor Fernando Cobo “las casas de subastas online han abierto el mercado a un mayor público, haciendo accesible el arte a posibles compradores desde un móvil u ordenador; así como facilitado a los artistas poder ofrecer nuestra obra a un mercado inmenso dentro y fuera de España, superando la evidente limitación de localización que tienen las galerías de arte físicas”. Para este artista, “las casas de subasta online han democratizado el arte y son ya las galerías de arte del siglo XXI”.

Vías tradicionales: galerías de arte, casas de subasta y ferias

Sin embargo, la compra tradicional sigue con pie firme y las galerías de arte son la cúspide de una generación de compradores y vendedores que se arriesgan a trabajar en lo que les apasiona.

Las galerías de arte y las casas de subastas ofrecen piezas únicas, exhiben ediciones o colecciones completas con la ventaja de poder ver con detalle el arte antes de adquirirlo.

Rocío Rodríguez, fundadora de la galería de arte ROR Art Experience destaca la desprotección a la que se enfrenta el galerista en cuanto al fomento y la promoción del arte por parte de las instituciones.”Cierto es que se trata sobre todo de un problema de mentalidad. Esto debería cambiarse desde la base de la educación, para hacer llegar a la sociedad que la compra y promoción del arte es algo que nos beneficia a todos como sociedad y nos mejora como seres humanos”.

En cuanto a las galerías de arte  virtuales, estas deben luchar contra la incertidumbre y desconfianza que genera el hecho de no poder ver la obra antes de adquirirla.

Ferias

La compra del arte en ferias facilita a los compradores poder detallar específicamente una pieza de arte que deseen adquirir, asimismo esto brinda la ventaja de que muchos artistas suelen ir personalmente a las exhibiciones y solventar dudas con respecto a sus obras a estos clientes.

La ferias de arte más destacadas España

Feriarte

Feriarte acaba de celebrar la 43° edición exhibiendo al público un sinnúmero de obras de arte que abarcan distintas épocas de la historia de los movimientos artísticos. En esta feria se podrán apreciar obras que se adaptan a todo tipo de clientes, tanto los que van por arte tradicional y clásico, como por aquellas personas que buscan adquirir algo avant-garde, dinámico y más moderno.

Arco

La feria Arco, que tendrá lugar desde el 26 de febrero al 01 de marzo en Madrid de 2020, se caracteriza por tener un país invitado y enfocarse en artistas jóvenes, que pueden exponer su arte a un público receptor que remunere y admire lo que hacen. Posee piezas costosas y únicas para los más apasionados y fervientes seguidores y coleccionistas del arte.

Cómo es la fiscalidad del Arte en España

El mercado del arte se ve afectado por la fiscalidad debido a que muchas veces hay disputas que se crean por el componente transnacional que existe entre el comprador de la obra, el artista que la realiza y las galerías, que se encargan de llevar a cabo las ventas.

España no es ajeno a esto ya que en nuestro país las operaciones de compra venta están gravadas con IVA. Sin embargo, el tipo puede cambiar dependiendo de si se compra al propio artista o a terceros. También variaría si se trata de un régimen especial que aplica para arte.

Es por ello que las ferias de arte se encargan de llevar a cabo todo lo que respecta a la fiscalidad del arte para que el comprador no se deba preocupar por ello.

El futuro del mercado del arte

El mercado del arte ha evolucionado a un ritmo frenético, adaptando sus formatos a la era de internet y atrayendo a un gran número de personas: desde querer hacerse una fotografía en los lugares artísticos más famosos a postear en sus perfiles digitales las obras más relevantes de artistas reconocidos. Sin embargo, el entorno digital también ha servido como un propulsor para mejorar la exposición de nuevos artistas y colocarlos en el eje público.

La pintura, las técnicas, las formas, el público, todo ha cambiado en las últimas décadas; sin embargo ha sido en los últimos años cuando el auge por el arte ha incrementado de manera estrepitosa.

Sin ir más lejos, las nuevas formas de hacer copias o crear obras a través de técnicas como la tecnología blockchain, que permite crear ediciones digitales de sus obras o lanzar un número ilimitado de copias en fotografía, hace que el arte sea cada vez más asequible y también llegue a las nuevas generaciones adaptándose a su medio: el digital.

La artista Belén Ordovás alude al peligro de cosificar la obra de arte que puede conllevar la era digital: “La transformación digital ha cambiado por completo la forma de actuar de nuestra sociedad. El artista tiene que afrontar desafíos, adaptándose a esta nueva sociedad en la que todo es “ahora” con poco tiempo para profundizar y en constante búsqueda de la novedad.

En este nuevo escenario, donde aumentan considerablemente las posibilidades del artista para darse a conocer y contactar con galerías, coleccionistas, etc., se corre el riesgo de primar lo estético y los efectos que provoca, matando así la esencia de su obra, que es justamente en lo que radica el arte.

Por ello, lo deseable en el artista es que logre contar su “historia”, adaptándose a las nuevas tecnologías sin reducir la obra de arte a una “cosa”. Lo que implica exigir a las plataformas online dar a conocer y vender su obra con el mismo rigor”.

“No matemos la esencia del arte”.

Fuentes :  www.labois.com    www.elpais.com    www.forbes.es  www.saishoart.com